Mamografía

La mamografía o también llamada mastografía, es el estudio radiológico de la glándula mamaria realizado con un equipo médico especializado denominado mamógrafo. Se considera el estudio simple de imagen más importante en el diagnóstico de la enfermedad mamaria.

El incremento sostenido en el diagnóstico de cáncer de mama generó desde hace varios años la necesidad de separar la mamografía de tamizaje de la mamografía diagnóstica. Tendencia que seguramente seguirá incrementándose en todos los países, en donde sea necesario llevar a cabo programas de tamizaje de las masas en la glándula mamaria.

Mamografía De Tamizaje

Tal como se define en EE.UU., la mamografía de tamizaje o cribado consiste en la realización de una mamografía con dos proyecciones en cada glándula, en todas las mujeres mayores de 40 años o que tengan riesgos importantes de esta enfermedad para detectar un carcinoma de mama no diagnosticado. Se define como riesgo importante  contar con antecedentes familiares de cáncer de seno. Es una parte más, de un amplio programa de tamizaje que también, incluye la autoexploración mamaria mensual, por parte de la misma paciente y el examen físico regular de la glándula por parte de un especialista.

Mamografía Diagnóstica

Está indicada en las mujeres con un problema nuevo, en caso de duda o cuando es necesario conocer los resultados el mismo día (p. ej. por ansiedad, antecedentes de carcinoma de mama, signos de hiperplasia con atípia diagnosticada por biopsia, cita de seguimiento, etc.). Estas mujeres no requieren esperar un tiempo prolongado para recibir  los resultados de la mamografía diagnóstica. En este estudio se realizan dos proyecciones, la craneocaudal y la oblicua, junto con otras que considere a criterio propio el radiólogo que efectúa el examen. En algunos centros existe como protocolo añadir a estas dos proyecciones otra lateral sobre todo cuando existe una masa oculta.

La mamografía tiene una sensibilidad del 90%. Cerca del 10% de todos los carcinomas no son detectados inicialmente por mamografía. Esta limitante está en directa relación con las características del tejido en cada paciente. Para tamizaje, la mamografía es el único método que permite reproducir con confiabilidad, un número relevante de carcinomas no palpables. La sensibilidad de la mamografía en tejido graso es excelente. Esta disminuye en la medida que la densidad del tejido se incrementa.

 

share